El pasado 11 de marzo, los colegiales disfrutaron una divertida y lúdica jornada de paintball, actividad que siempre ha tenido mucho éxito en el Mayor y que esta vez, tampoco defraudó. Los colegiales se dirigieron en autobús a las instalaciones de “La Batalla de Lecrín” en Dúrcal (Granada).

Destacó la valentía para conquistar el fuerte de nuestros colegiales, con minutos llenos de auténtica adrenalina, donde el equipo defensor ocupó las trincheras y demás zonas clave, como las torretas, y los atacantes buscaron un acto heroico para que uno de ellos conquistase el fuerte y de ese modo alzarse con la victoria en la contienda. En otro orden, hemos de resaltar los aspectos humanos que fueron inculcados dicho día, como por ejemplo cubrir a un compañero, auxiliarle en momentos difíciles, coordinarse para buscar la optimización de las tácticas, organizarse para cubrir todos los puntos de ataque, defenderse con vehemencia e improvisar ante las adversidades.