Los martes, entre todos, hacemos del séptimo arte nuestra fuente de inspiración.

El cine establece un vínculo entre el espectador y el protagonista porque presenta problemas y situaciones comparables a los nuestros. Cuando el protagonista hace frente a estos conflictos se genera un cambio en su actitud, en su forma de enfrentarse a la vida. Es ese momento cuando nos vemos reflejados en él o ella, y encontramos en su historia el reflejo de nuestra experiencia. Una buena película es aquella que, tras verla, nos inspira a ser mejores.

Con este principio, la Delegación de Ocio Creativo lanza el ciclo de cinefórum de este curso. La ciencia y la superación personal ha sido la temática del primer bloque que se ha proyectado y que finalizará el próximo mes de febrero.

Os dejamos los seis números visualizados hasta el momento y os animamos a disfrutar de un placentero rato de cine con alguno de ellos.